Pleno Ordinario Noviembre 2013

Deplorable y bochornoso serían dos adjetivos descriptivos del pleno del jueves 7 de noviembre. Un pleno que nos ha hecho sentir incómodos, impotentes e insultados a la mayor parte de las personas sentadas en el área del público. Incómodos, ante el espectáculo protagonizado por unos representantes políticos que, salvo excepciones, desearíamos que no fueran los nuestros; impotentes por la nada democrática obligación de silencio y buenas formas que el Reglamento Orgánico Municipal nos impone a los ciudadanos, incrédulos testigos del proceder de estas personas. Impotentes, también, por lo poco que nos es dado hacer para cambiar este estado de cosas, al menos por los cauces ordinarios. E insultados, por la inaudita falta de respeto que demuestran, una y otra vez hasta el hartazgo, una serie de concejales incapaces de controlar o al menos disimular lo feo e indigno de sus formas de ser, y por tanto de comportarse.

Cinco ásperas y turbulentas horas para un pleno que debiera haberse resuelto con relativa rapidez y armonía, por estar dedicado casi por completo a la aprobación de modificaciones presupuestarias destinadas, en ausencia de unos presupuestos municipales aprobados, al pago de deudas y multas. Algunas ‘heredadas’, como la penalización de casi un millón de euros debida a un impago a proveedores en los tiempos del mandato de la señora Monroy.

Aprovechando de un modo cercano a lo cobarde la ausencia por accidente de tráfico del señor Secretario del Ayuntamiento, varios concejales tienen el poco pudor de criticar por ‘amenazadoras’ las advertencias de responsabilidad administrativa y penal en caso de imposibilidad de no hacer frente a dichos pagos por no haberse aprobado las modificaciones presupuestarias necesarias para ello. Haciendo gala de nuevas dosis de poco pudor, rechazan sin justificación alguna la aprobación del único punto cuya exposición no incluía la mencionada apostilla de responsabilidad penal. Concretamente, una modificación presupuestaria destinada a pagar el renting de los equipos del gimnasio municipal, lo que tendrá las previsibles consecuencias para los vecinos usuarios del gimnasio. Desconocemos si los ciudadanos representados por estos señores se sentirán contentos con ello.

Como casi siempre, pero con especial saña, suspicacia y cazurrería en este pleno, los miembros de la oposición, con la excepción de alguno, confunden la política con el obstruccionismo, ignoran la constructividad, y se permiten lecciones de ética y moral mientras demuestran la irresponsabilidad con que actúan las muchas veces en que votan siguiendo consignas y sin haberse molestado en informarse a fondo sobre las materias sujetas a votación.

Entendemos que el equipo de gobierno lo haría seguramente bastante mejor sin semejantes ‘ayudas’, aunque tampoco caeremos en la complacencia. Al informarnos sobre sus recientes actividades como concejales delegados de área, se nos transmiten logros relevantes como el inicio de talleres de formación en el Centro de Día, el éxito de participación en las programaciones deportivas y culturales, o la decisión de complementar con recursos propios del Ayuntamiento -hasta los 900 euros- el salario de las 20 personas designados por el INEM para la percepción del subsidio de inserción laboral de la Comunidad de Madrid. Pero también se nos intentan colar como logros cosas tan evanescentes como ‘promesas’ de futuras reuniones y mesas con tales o cuales responsables o consejeros, y no sabemos si tratan de ‘rellenar’, o es que han tenido algún mérito propio al anunciarnos los trámites de información pública (por cierto, con el plazo agotado) y el plan de gestión para la Zona de Especial Conservación de la Cuenca del río Manzanares, un espacio designado por la Comunidad de Madrid como obligación europea para la Red Natura 2000.

Los puntos 8 y 9 se desarrollan en forma de confusa sucesión de rifirrafes y broncas de los distintos concejales contra el equipo de gobierno y entre sí. Por enésima vez se sacan los trapos sucios,  y emplean ininteligibles dialectos jordanés, guijarrés y cerezalés para discutir a voces sobre temas y episodios que los vecinos desconocemos, como queriendo (y logrando) que no entendamos nada. El alcalde no consigue o no quiere mantener el orden, los turnos de palabra ni los buenos modales, y no expulsa a ninguno de los concejales que continuamente interrumpen, se saltan turnos y dicen barbaridades. La ex-pepera señorita Leiro llama a su ex-jefe el sr. Cruz Sola ‘subnormal’ y ‘tarado’ cuando éste, en un ataque de torpeza, intenta hacer confesar al sr. Guijarro un comentario sobre la dedicación de dicha señorita a wasapear con su novio durante las comisiones informativas. Pero no, nunca más diremos que son como niños. Se comportan como adultos malintencionados e irresponsables, impulsados por la codicia y el resentimiento.

En el exiguo cuarto de hora que todos estos acontecimientos han dejado para el turno ciudadano, y como respuesta a la queja de una persona del público ante el lamentable espectáculo ofrecido por el conjunto del consistorio, el Sr. Guijarro se atreve a espetar ‘pues si no te gusta no vengas’. Sin comentarios.
Por cansancio y aburrimiento nos dejamos en el tintero muchos otros comentarios sobre este pleno. A quien piense que exageramos, difamamos, mentimos o faltamos al respeto a personas respetables y que respetan a los demás, les instamos a que vean por sí mismos las imágenes del vídeo.

No queremos terminar sin enviar desde aquí nuestros sinceros deseos para una pronta recuperación del Sr. Valderrey, secretario de este Ayuntamiento.

Y sí queremos terminar anunciando que NO VAMOS A VOLVER A GRABAR LOS PLENOS, porque consideramos que ya es tiempo de que el Equipo de Gobierno mueva ficha y cumpla el compromiso que expresó en el último Pleno Ciudadano, de encargarse de la grabación y difusión pública de los vídeos de los plenos a partir, en teoría, del pasado mes de septiembre.

En la Asamblea 15M Pedriza hemos hecho unos cálculos rápidos: desde hace ya más de dos años hemos venido grabando y poniendo a disposición de los vecinos unos 25 plenos, entre ordinarios, extraordinarios y Ciudadanos. Hemos dedicado a ello unas 450 horas de nuestro tiempo, cantidad que se desglosaría más o menos así: al menos dos personas por pleno (una grabando y otra tomando notas), a una media de 4 horas por pleno, más unas 5 horas entre redacción y revisión participativa de cada uno de los textos explicativos, más unas 5 horas como media para las tareas de edición y maquetación de los vídeos correspondientes. Así que pasamos el testigo a este Excelentísimo Ayuntamiento. Las promesas hay que cumplirlas, señores.

Eso sí, continuaremos asistiendo a los plenos y ejerciendo nuestra labor de observación y crítica ciudadana. La retrasmisión de los Plenos “en directo”  es una medida de transparencia fundamental. No olvidemos que no es una oportunidad, es una obligación ética para con todos los vecinos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s