INVOLUTION

Los humanos hemos modificado los territorios desde el comienzo de los tiempos, es normal y legítimo. Antaño, nuestras herramientas eran las manos y como mucho unos apéndices de madera, piedra o metal. Las decisiones que regían estas modificaciones de los territorios eran casi siempre tomadas en comunidad y buscando un beneficio común. De esta manera, durante siglos y milenios, transformamos los territorios en paisajes de la cultura.

Hoy día, las herramientas de transformación de los paisajes son grandes máquinas movidas por combustibles fósiles. Las decisiones sobre las intervenciones en el territorio se toman en despachos de rascacielos y las motivaciones son pura y duramente, en muchos casos, especulativas. Grandes beneficio económico para pocos y visines cortoplacistas. Es el paisaje de la no cultura.

Decrecimiento o barbarie

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s